Calidad Pascual facturó 690 M€ en 2015, mejorando su rentabilidad en un 1,5%

Calidad Pascual alcanzó en 2015 una facturación de 690 millones de euros, con un EBITDA de 74,7 millones de euros. La compañía fue capaz de continuar con su proceso de estabilización de la deuda, pasando de 248,9 a 218,1 millones de euros, y de mejorar su rentabilidad en un 1,5%.

Asimismo, invirtió 14,4 millones en mejoras industriales y de procesos, 1,5 millones en innovación, 114 millones en retribuciones a empleados y 407,6 millones a proveedores, según se destaca en su Informe de Creación de Valor Compartido 2015, en donde se destaca que con el grupo colaboraron el pasado año 456 ganaderías, 3.387 proveedores, 2.300 empleos directos y 6.000 indirectos, y 348 distribuidores. La compañía distribuyó alrededor de 1.000 millones de envases de sus 13 categorías de productos, que en España llegaron a 117.000 puntos de venta y a 30 millones de consumidores.

Estos son algunos de los principales datos que la compañía recoge en su Informe de Creación de Valor Compartido 2015, que traduce en cifras el compromiso diario de la empresa con la innovación y la calidad. Pero el principal logro de Calidad Pascual a lo largo del año pasado no han sido estas cifras, tal y como señala su presidente Tomás Pascual: Cada día asignamos más importancia al comportamiento ético y a la gestión responsable de los impactos que nuestra actividad genera. Ya no basta con ocuparse solo de la cuenta de resultados y de la eficacia productiva; porque antes de eso tus consumidores, clientes, empleados, proveedores, ciudadanos y accionistas también te van a exigir diálogo, respeto ambiental y responsabilidad empresarial”.

Y bajo esta máxima nació durante 2015 el Plan Director de Creación de Valor Compartido 2020 de Calidad Pascual, enfocado a armonizar los objetivos de negocio de la compañía con las expectativas de sus grupos de interés. La compañía arandina se sitúa, de esta manera, como pionera a la hora de aplicar la gestión ética a las decisiones corporativas. En palabras de Francisco Hevia, director de Responsabilidad Corporativa y Comunicación durante la presentación, “perseguimos un modelo de negocio sostenible en el corto y en el largo plazo que trabaje para la satisfacción de las expectativas del entorno donde nos desarrollamos, gestionando ética e integralmente los impactos económicos, laborales, sociales y ambientales”.

En los próximos 4 años Calidad Pascual tiene como objetivo ganar protagonismo y convertirse en referencia española para una alimentación equilibrada y saludable. Así, la compañía busca la consolidación como líder en sus marcas estratégicas, así como convertirse en referente nacional en innovación disruptiva, transformación digital y gestión industrial.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015