Caja Rural Castilla-La Mancha obtiene en 2015 los mayores resultados de su historia

Caja Rural Castilla-La Mancha tuvo edn 2015 un beneficio antes de impuestos de 30,6 millones de euros, un 34,1% más que el año anterior, con una alta calidad de resultados, fruto del proceso de consolidación de su Plan de Expansión, el importante incremento en el número de operaciones concedidas de inversión crediticia y el impulso experimentado en los recursos gestionados de clientes.

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha, Andrés Gómez Mora, y el director general, Víctor Manuel Martín López, presentaron hoy unos resultados “históricos” de la entidad al cierre del ejercicio 2015, con “un balance récord, fruto de notables incrementos en sus epígrafes más significativos, debutando con éxito en los mercados internacionales y obteniendo la valoración positiva de las agencias de calificación sobre sus perspectivas de evolución en los próximos años”.

Los resultados brutos al cierre del ejercicio 2015 ascendieron a 30,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 34,1% con respecto a los del mismo periodo del ejercicio anterior.

En su comparecencia en la sede central de Caja Rural Castilla-La Mancha, en Toledo Gómez Mora y Martín López calificaron estos datos de “los mayores resultados en la historia moderna de Caja Rural Castilla-La Mancha” y de “resultados para celebrar, excepcionales, que llegan en el año histórico del 50 Aniversario de la entidad”.

Caja Rural de Castilla-La Mancha cerró, por tanto, el ejercicio con una alta calidad de resultados, gracias al proceso de consolidación de su Plan de Expansión, con más de 41.000 nuevos clientes en 2015, al importante incremento en el número de operaciones concedidas de inversión crediticia y el fuerte impulso experimentado en los recursos gestionados de clientes.

Para el director general de la cooperativa de crédito, Víctor Manuel Martín López, estos “resultados sobresalientes”, en el año de su 50 Aniversario, son fruto del trabajo en equipo de una entidad “que representa garantía de futuro para nuestra región. Una entidad comprometida, cercana, que revierte en la tierra lo que de ella genera por su negocio, con un importante componente de economía social y que siempre está al lado del cliente”.

Durante 2015, la entidad concedió 13.808 operaciones crédito a clientes, un 24,74% más que en 2014, por un importe de 799 millones de euros, lo que supone un incremento del 28,57% con respecto al importe concedido en 2014.

El Total Activo de la entidad muestra un saldo de 7.357 millones de euros al finalizar el ejercicio, lo que representa un crecimiento positivo del 10,18% con respecto al cierre de 2014. Dicho activo cuenta con posiciones líquidas de acceso inmediato por importe de 1.698 millones de euros.

A 31 de diciembre 2015, Caja Rural Castilla-La Mancha mantenía abiertas al público 373 oficinas en Castilla-La Mancha, Madrid y Ávila, donde prestan servicio los 1.015 profesionales que conforman su grupo económico.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015