Burgaz destaca la importancia del cultivo de la fruta de hueso en un seminario de Cooperativas

El director general de la Industria Alimentaria del Magrama, Fernando Burgaz, clausuró el pasado 31 de marzo en Zaragoza un Seminario sobre formas de integración y cooperación de Cooperativas Agro-alimentarias de España en el sector de la fruta de hueso, en el que destacó la importancia en valor de este cultivo en determinadas zonas rurales del país y la calidad de las producciones.

Burgaz resaltó la importancia de los instrumentos jurídicos y económicos puestos a disposición del sector en desarrollo de la Ley 13/2013, de 2 de agosto, de fomento de la integración cooperativa y de otras entidades asociativas de carácter agroalimentario, cuyo objetivo es conseguir grupos cooperativos de gran dimensión económica, fuertes y competitivos.

La Ley, ha explicado, se puso en marcha para favorecer las uniones entre las cooperativas agroalimentarias, que en España ascienden a casi 4.000, al detectarse que la atomización del sector provoca grandes dificultades para alcanzar adecuados niveles de competitividad a lo largo de la cadena alimentaria, y para adaptarse a un  mercado en constante cambio y cada vez más global.

En este sentido, ha recordado que el Ministerio, a través de la Dirección General de la Industria Alimentaria, ha puesto en marcha diversas medidas a favor de la integración asociativa en torno a 2 ejes principales. En primer lugar ha destacado la creación de la figura de las Entidades Asociativas, de las que a día de hoy existen 3 reconocidas, estando otras iniciativas en fase de desarrollo.

En segundo lugar, el diseño y puesta en marcha del Plan Estatal de Integración Asociativa, en el que cobran especial relevancia las medidas de apoyo contempladas en el Programa Nacional de Desarrollo Rural. Estas medidas,  ha señalado,  se han diseñado para fomentar la integración de productores, incrementar la competitividad de la empresa y para mejorar la formación y capacitación de sus gestores.

Así, ha añadido, para el periodo 2014 – 2020 están presupuestados 256,7 millones de euros, procedentes de fondos nacionales y comunitarios, para actuaciones de integración asociativa dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural.

En relación con las frutas y hortalizas, el director general ha señalado que únicamente el 25% del sector trabaja en régimen de cooperativa,  por lo que es necesario mejorar las estructuras del eslabón productor. Por ello ha hecho hincapié en la conveniencia de  apoyar el desarrollo empresarial, como respuesta a las inquietudes de los agricultores cooperativistas y solución frente a las cambiantes necesidades de los consumidores.

El desarrollo en el ámbito de la economía social, ha señalado,  se ha mostrado como el más sostenible el tiempo, ya que las cooperativas agroalimentarias son empresas vinculadas de forma estable al territorio y al productor, y ejercen el liderazgo en la economía local y en la fijación de población al territorio, además de contribuir al equilibrio, la ordenación y el desarrollo rural. En esta línea, ha resaltado  los beneficios sociales que caracterizan a las cooperativas y el incremento del valor de facturación que acompaña a su asociación, lo que justifica las medidas y el esfuerzo presupuestario realizado a favor de la integración cooperativa.

Burgaz ha concluido su intervención afirmando que las reformas estructurales unidas al apoyo financiero, deben animar al sector agroalimentario y en particular al de la fruta de hueso, a crecer desde la unidad para mejorar su competitividad, para innovar, para seguir mejorando en calidad y para acceder más fácilmente a los mercados internacionales.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015