“Buenas palabras y cero presupuesto” la respuesta ante la “dramática” sequía del campo español, según las OPAs

Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y  UPA criticaron la falta de nuevas propuestas con presupuesto y de soluciones excepcionales del Ministerio en la Mesa de Sequía (Grupo de Trabajo COPAC-Sequía) ante la situación de excepcionalidad por sequía que vive el campo en amplias zonas de nuestro país.

La Comisión Permanente de Adversidades Climáticas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, presidida por el Subdirector General de Análisis, Prospectiva y Coordinación, mantuvo el jueves 18 de mayo una nueva jornada de trabajo para analizar la evolución de la sequía.

Esta  reunión, en la que participaron representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias y de Cooperativas Agroalimentarias, de las principales Comunidades Autónomas afectadas y diferentes unidades del Ministerio relacionadas con la materia, permitió compartir información sobre el efecto de las lluvias de las últimas semanas, aunque el Ministerio no puso sobre la mesa nuevas soluciones para contribuir a paliar una situación, ciñéndose al guión de la última reunión sobre las medidas ya planteadas (seguros agrarios, rebajas fiscales de módulos para la declaración de 2018,  anticipos de ayuda PAC  y subvencion de avales de SAECA a la línea de préstamos para proporcionar liquidez de 90 M€, que podría prorrogarse en su cuantía si la demanda fuera más elevada.

Para la organización agraria ASAJA de Castilla y León, la región más afectada por esta adversidad climatológica, “ningún avance en la segunda reunión celebrada este 18 de mayo en Madrid para analizar la sequía actual y los daños en el sector agrario y ganadero.

El pronóstico de la evolución de la producción en Castilla y León es muy similar al ofrecido el pasado 28 de abril, aunque las lluvias caídas en torno a San Isidro han aliviado parte del secano más tardío.

Sin embargo, añade esta organización agraria, la situación nada ha cambiado en regadío, y aún es peor en los cultivos afectados por las heladas, como viñedos, frutales, lúpulo y otros típicos de siembra de primavera, mientras que en pastos apenas ha habido cambios porque el agua caída no garantiza en modo alguno reservas.

Como apuntó Donaciano Dujo, representante de ASAJA en la reunión, “a día de hoy el secano de Castilla y León podría dividirse en tres partes: de las cerca de dos millones de hectáreas, unas 650.000 estarían esquilmadas, y ofrecerían menos de 1.000 kilos por hectárea; otro tercio estaría entre los 1.000 y 2.000 kilos, y el tercio restante subiría un poco más”. En todo caso, unas producciones muy por debajo de los 3.300 kg/ha que, como media, se obtienen en la Comunidad Autónoma.

Dujo afirmó que el Mapama  “no se ha movido un milímetro y sigue el mismo esquema que la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León: buenas palabras y cero presupuesto”, resume Donaciano Dujo.

Las propuestas de Madrid son únicamente de contexto (reducciones fiscales, de Seguridad Social o cuotas de riego, facilitar préstamos…), pero da la espalda a cualquier ayuda directa. Sí ha dado un paso al frente alguna comunidad autónoma, como la vecina La Rioja, que habla de aprobar ayudas de minimis para el vacuno de extensivo.

“Lamentamos la cerrazón de las Administraciones, que están obcecadas en no gastar y para ello quieren negarse a ver la total gravedad y desamparo de miles de profesionales del sector”, denunció Donaciano Dujo, que subraya la “absoluta determinación de ASAJA de seguir reclamando ayudas directas que garanticen la continuidad de las explotaciones profesionales más castigadas”.

Resultado “muy negativo”

La reunión de la Mesa de Adversidades Climatológicas, más conocida como Mesa de la Sequía, terminó con un resultado “muy negativo”, a juicio de la organización agraria UPA. Los productores creen que el Ministerio se ha comportado de forma “impresentable” en la reunión. “No nos han dado otra opción que elevar nuestra más enérgica protesta”, declaró Nacho Senovilla.

Los productores acudían hoy al Ministerio de Agricultura con esperanzas de que sus propuestas fuesen escuchadas, señaló el responsable de UPA, ya que la situación del campo es “dramática” ante una de las sequías más graves de los últimos años.

Esta organización agraria propuso medidas legislativas, fiscales y crediticias, así como ayudas directas para los agricultores a título principal, moduladas en función de su tamaño y la intensidad con que estén sufriendo los efectos de la sequía.

“Todas nuestras propuestas han sido ignoradas”, explicó al término de la reunión el secretario de Agricultura de UPA. Esta organización criticó que ni siquiera ha participado en la mesa el subsecretario del Ministerio de Agricultura “ni ningún otro cargo político de responsabilidad”. Prueba, a su juicio, de la “nula importancia” que ha dado el Gobierno a la sequía.

“El Ministerio se ha dedicado a echar balones fuera”, afirmó Senovilla: “sobre las Comunidades Autónomas, sobre otros organismos -como SAECA- o sobre el Ministerio de Hacienda, negando comprometerse con el sector al que debe defender y representar”.

UPA lamentó también que los Gobiernos autonómicos, a excepción de La Rioja y Extremadura, se hayan limitado a proporcionar unos pocos datos sobre la situación de la sequía en sus zonas, sin aportar ninguna propuesta de solución que ayude a paliar el problema.

“Estamos a tiempo aún”, aseguran desde UPA, de destinar una parte del presupuesto de las Administraciones para afrontar la grave crisis política y económica en que se ha convertido la sequía.

Asimismo, El coordinador de COAG en Castilla y León, Lorenzo Rivera, mostró su decepción por la reunión, porque el Ministerio “no ha dado nada de nada” y hace falta un mayor esfuerzo ante esta situación “excepcional”. Insistió en la situación dramática en Castilla y León, donde se prevén pérdidas del 40 % de la cosecha de cereal y 800.000 hectáreas dañadas, con mermas en colza o leguminosas, por lo que el Gobierno “no puede dejar sola a la Administración regional” en las ayudas.

Por su parte, Coperativas Agro-alimentarias hizo un balance más matizado de la reunión, aunque también ha solicitado más apoyo financiero para costear los seguros. El técnico del Departamento jurídico y Seguros, Jesús Gustrán, afirmó que “la principal herramienta” para gestionar los riesgos climáticos debe ser el aseguramiento y, por ello, es necesario “reforzar” las partidas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) destinadas a subvencionar su contratación.

Según Gustrán, los 211 M€, asignados para ese fin en el proyecto de PGE para 2017 son “insuficientes“, además de insistir en que las crisis climáticas se van a repetir, por lo que otras medidas pueden ser “parches”, que en la práctica tardan en llegar al bolsillo del productor mucho más que la indemnización por un seguro.

En la reunión, según Gustrán, el Ministerio propuso la posibilidad de subvenciones para obtener avales de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca) para préstamos, tal y como se aprobó el año pasado con subsectores en crisis como el lácteo o el porcino. Pero en ese sentido, añadió, harían falta ciertas modificaciones de las condiciones, con el fin de que pudieran beneficiarse segmentos como el de los cereales.

Lluvias tardías

Para el Ministerio de Agricultura, si bien en muchas zonas cerealistas afectadas por la sequía, las lluvias han podido resultar tardías, en otras tendrán efectos positivos, así como en las zonas de pastos, al tiempo que han permitido detener el descenso de las reservas hidrológicas. La situación de sequía continua siendo especialmente preocupante en amplias comarcas de Castilla y León.

Desde el Ministerio se anunció que se convocará de forma inminente una Orden de ayudas para el acceso a financiación, que permitirá inyectar liquidez a todas las explotaciones afectadas, en préstamos de hasta 40.000 euros y 5 años, con uno de carencia. El volumen inicial de la convocatoria será de 90 millones de euros, que podrán ser ampliados en caso de agotarse.

El Ministerio mantiene, no obstante, el compromiso de estudiar todas las propuestas presentadas por las organizaciones, se añadió desde este departamento y, a tal efecto, se convocará una nueva reunión de carácter técnico para tratar todas aquellas medidas urgentes necesarias para facilitar la gestión de las explotaciones afectadas por la sequía, medidas que serán presentadas con posterioridad a la Comisión.

Foto: www.upa.es

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015