España se libra de las sanciones comunitarias por no haber aprobado los planes hidrológicos en 2009

La Comisión Europea ha archivado el expediente abierto a España por incumplimiento de la Directiva Marco del Agua, al no haber aprobado durante 2009 el primer ciclo de planificación hidrológica. La Comisión reconoce así, según el Ministerio de Agricultura,  el importante esfuerzo del Gobierno español para aprobar la planificación del primer ciclo (2009-2015) y todos los planes competencia del Estado del segundo ciclo (2016-2021), cumpliendo así el compromiso de acompasar el ritmo de planificación hidrológica al del resto de Europa y superando los grandes retrasos anteriores existentes.

Los planes de cuenca son el instrumento más importante de gestión del agua, ya que permite conocer las necesidades en materia de agua y los recursos disponibles. Sin planificación hidrológica no es posible hacer política del agua, especialmente en un país como España, en el que el agua es un recurso natural que requiere la máxima atención, y la aprobación de los planes hidrológicos permite a nuestro país volver a ser, en esta materia, un país cumplidor con la UE.

El procedimiento de infracción, que se inició en 2010, recibió sentencia condenatoria del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en octubre de 2012, tras comprobar que, en el plazo establecido, el anterior Gobierno no había aprobado ningún plan hidrológico.

Según el Ministerio de Agricultura, la Comisión Europea reconoce con su decisión el enorme esfuerzo que ha hecho este Gobierno en cuatro años, que ha permitido aprobar todos los planes hidrológicos correspondientes al primer ciclo durante los años 2013 y mediados de 2014, iniciando el Ejecutivo en paralelo los trabajos para aprobar los planes del segundo ciclo de planificación en la fecha prevista.

Gracias a este esfuerzo, añade el Magrama, el Gobierno aprobó todos los planes hidrológicos competencia del Estado (los 12) y cuatro de competencia autonómica, mediante Real Decreto, el pasado 8 de enero. Con la aprobación de los planes de competencia autonómica de Cataluña y de Canarias se culminará el segundo ciclo de planificación en las cuencas en las que la competencia recae en las Comunidades Autónomas.

Este doble esfuerzo hecho por el Gobierno español, al aprobar en cuatro años casi en su totalidad dos ciclos enteros de planificación, ha sido reconocido y valorado por la Comisión europea, que ha resuelto archivar el expediente, evitando a España el pago de sanciones que podrían haber llegado a ser muy cuantiosas de continuar con los incumplimientos.

La aprobación de los planes hidrológicos ha permitido a España, además, cumplir sus obligaciones con la Directiva Marco del Agua y permite que nuestro país pueda iniciar el tercer ciclo de planificación hidrológica junto al resto de socios comunitarios.

Evita bloqueo de fondos

Asimismo, la aprobación de los planes hidrológicos ha evitado a España el bloqueo de los fondos comunitarios, puesto que la aprobación de los planes hidrológicos del segundo ciclo era una condición necesaria para el acceso a dichos fondos.

La aprobación de los planes de cuenca es condición ex ante para acceder a los fondos comunitarios del periodo 2014-2020. Y, en concreto, para aquellos fondos destinados al objetivo temático referido a la protección del medio ambiente que proceden, fundamentalmente, del Feder y del Feader, lo que podría haber supuesto el bloqueo del entorno de 2.200 millones de euros.

Todos los planes hidrológicos aprobados han sido fruto de un amplio consenso alcanzado tras amplios procesos de información pública, gracias a los cuales se han incorporado a los documentos definitivos multitud de alegaciones que han permitido mejorar su contenido inicial (el Plan del Ebro del primer ciclo, por ejemplo, contó con  más de 7.000 aportaciones de más de 1.200 entidades distintas).

Los planes hidrológicos del segundo ciclo, que fueron respaldados por un 80% de los votos en  el  Consejo Nacional del Agua, han contado además con el apoyo mayoritario de las administraciones, organizaciones y entidades vinculadas al agua.

Los planes hidrológicos actualmente en vigor han incorporado recomendaciones formuladas por la Comisión Europea para mejorar los planes del primer ciclo, permitiendo a nuestro país impulsar una política del agua destinada a alcanzar un equilibrio entre la consecución de los objetivos ambientales y los de atención a las demandas, al contar entre sus contenidos con novedades tan importantes como el incremento de los caudales ecológicos.

En concreto, gracias a los Planes aprobados, 3.500 masas de agua de la categoría río cuentan en España con un régimen de caudales ecológicos, lo que contribuye a la mejora de la protección del medio ambiente. Los nuevos planes hidrológicos permiten, con éstas y otras medidas (como la mejora de la depuración y el saneamiento o la creación de nuevas reservas fluviales), mejorar las condiciones de conservación de las masas de agua, contribuyendo a la protección de los ecosistemas y a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Objetivos medioambientales

Otras de las novedades de los nuevos planes son la  actualización del inventario de zonas protegidas; el refuerzo de los programas de seguimiento de las masas de agua; la incorporación de un estudio sobre la recuperación del coste de los servicios del agua más amplio; y la reorganización de los programas de medidas de los planes hidrológicos, que contemplan unas inversiones hasta 2021 de más de 17.500 millones de euros para la ejecución de las actuaciones previstas en los  programas de medidas de cada plan hidrológico.

En torno al 65% de esta inversión corresponde a medidas destinadas a cumplir los objetivos ambientales y objetivos de protección frente a inundaciones establecidos en la normativa europea, mientras que el 35% restante se englobaría dentro de las medidas previstas para la satisfacción de las demandas y otros usos sectoriales relacionados con el agua.

Trasvase Tajo-Segura

Por otra parte, el Magrama ha autorizado un trasvase de 20 hectómetros cúbicos (Hm3) de agua para el mes de marzo, a través del acueducto Tajo-Segura, para poder atender las necesidades hídricas de las cuencas receptoras.

El volumen autorizado garantiza todos los suministros de agua de la cuenca cedente, así como el abastecimiento de 2,5 millones de personas de las provincias de Murcia, Alicante y Almería, mediante 7,5 Hm3 de este envío.

También se han autorizado trasvases para los meses de abril y de mayo, de 20 Hm3 de agua cada mes, que se podrán revisar, en función de la coyuntura hidrológica, por parte de la Comisión Central de Explotación. Los trasvases de agua, que hoy publica el BOE, se autorizan en cumplimiento de la normativa vigente y de acuerdo a la propuesta realizada por la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura.

Este organismo, responsable de aplicar estrictamente las reglas de explotación de esta infraestructura, ha tenido en cuenta la situación excepcional (nivel 3) en la que se encuentran los embalses de cabecera a la hora de fijar la cantidad a trasvasar para garantizar un equilibrio entre las necesidades actuales de los usuarios y la garantía de abastecimiento de agua en los próximos meses, teniendo en cuenta las aportaciones previsibles para los meses de marzo, abril y mayo.

Mecanismo de aplicación

El informe de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (en la que no hay ningún representante de los usuarios de regadío) se ciñe, en concreto, a las reglas de explotación fijadas en el Real Decreto 773/2014, que define un mecanismo claro de aplicación en función del volumen almacenado en los embalses de Entrepeñas y de Buendía (en las provincias de Guadalajara y Cuenca), aportaciones hídricas recibidas, valores de consumo de referencia y desembalses necesarios para atender a la cuenca cedente.

De acuerdo con el régimen transitorio previsto en la Ley de Evaluación Ambiental, en 2016 los trasvases son legalmente posibles en tanto las reservas de la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía) no estén por debajo del umbral de 336 Hm3. El pasado 1 de marzo estos embalses almacenaban un total de 437,25 hm3 de agua.

Sequía en el Segura y en el Júcar

Al margen de la aprobación de este nuevo trasvase, el Gobierno continúa aplicando las medidas excepciones contempladas en los Reales de Decretos de Sequía de las cuenca del Segura y del Júcar para paliar los efectos de la escasez de agua en ambas demarcaciones hidrográficas.

Se trata de una serie de actuaciones que están permitiendo incrementar el agua disponible en la zona como son el uso de pozos de emergencia y del agua laminada en embalses o la adopción de medidas de control de usos y pérdidas de agua, etc.

El Ministerio, además, ya está ejecutando en estas dos demarcaciones todos los trabajos contemplados en el crédito extraordinario, por importe de 50 millones de euros, aprobado por el Gobierno para financiar las obras necesarias para atenuar los efectos de la sequía.

La declaración de sequía fue prorrogada el pasado mes de septiembre por el Consejo de Ministros hasta el 30 de septiembre de este año, con el objeto de que el Gobierno pueda seguir aplicando en la próxima campaña de riego medidas excepcionales para paliar los efectos de la sequía en las demarcaciones del Júcar y del Segura.

El volumen de agua embalsada en la cuenca del Tajo era, la semana pasada, de 6.656 hm3 (el 60,4% de sus 11.012 hm3 de capacidad total), mientras que el volumen almacenado en la cuenca del Segura la semana pasada era de 460 hm3 (el 40,3% de sus 1.141 hm3 de capacidad total) y la cuenca del Júcar contaba con un volumen almacenado total de 1.290 Hm3 (el 38,7% de sus 3.337 Hm3 de capacidad total).

“Amoral” y “kafkiano” para Castilla-La Mancha

La consejería de Fomento, Elena de la Cruz, calificó de “amoral” y “kafkiano” los tres trasvases, por 60 hectómetros cúbicos (hm3) totales, para los meses de marzo, abril y mayo, que supondrá que el río Tajo se convierta “en un afluente del trasvase” al Segura.

De la Cruz, en comparecencia pública, aseguró  que “la previsión” que tenía el Gobierno regional “ha superado” todas las peores perspectivas al producirse “tres trasvases consecutivos que desde nuestro punto de vista son amorales y ponen en situación muy complicada, de riesgo, para el abastecimiento de una parte importante de la región”.

“Hemos constatado que la situación en que se encuentra el Tajo es que ya no es un río y se va a convertir en el afluente del trasvase Tajo-Segura,  porque cada vez que se almacena un poco de agua en la cabecera se aprueba un nuevo trasvase por este Gobierno en funciones, por la ministra, que demuestran una despreocupación y desinterés absoluto”, lamentó.

Según De la Cruz, a Gobierno y ministra sólo les importa “blindar la cuenca receptora, que se encuentra a más del 40 % de su capacidad” y en ningún caso “la situación en la que se queden los pantanos de cabecera y el Tajo”.

“Nos parece una situación kafkiana, que no es respetuosa ni con el río ni con los ciudadanos de Castilla-La Mancha”, criticó De la Cruz, que se ha fijado, además, que “es la primera vez que se aprueban tres trasvases consecutivos desde que se firmó la ley del Memorándum del Tajo y, como siempre, en el BOE no sale publicado qué cantidad de agua se destina a consumo y qué a regadíos”.

De la Cruz razonó que “el embalse de Taibilla, que almacena el agua para consumo humano, se encuentra a una capacidad de 6 hm3 sobre los 9 hm3 nominativos, es decir, de esos 60 hm3 no entrarían más de 3 para uso humano”.

Opinó que “los tres trasvases están cogidos con pinzas, porque se basan en previsiones muy optimistas, demasiado alegres, teniendo en cuenta la situación real de la climatología”, que no prevé muchas lluvias para la actual primavera y después de un invierno seco, con altas temperaturas.

“Necesitamos una primavera con lluvias frecuentes para que los pantanos se recuperasen de estos 60 hm3, de este ‘hachazo’ que ha dado la ministra”, criticó, al recordar que el año pasado había 135 hm3 embalsados más con respecto a la misma fecha de 2014, “y sin embargo el verano pasado muchos pueblos ya no se pudieron abastecer de los pantanos de cabecera y el Tajo estaba en situación lamentable y ni siquiera su tramo medio pudo tener un caudal aceptable”.

Aquí, remarcó, el actual volumen de agua embalsada es de 437,25 hm3 y “si se tienen en cuenta los desembalses mínimos para sostener el río”, en marzo 25, en abril 23 y en mayo 32, que arrojan 77, “junto a los 60 ahora aprobados, en mayo los embalses de cabecera almacenarían 300,25 hm3” y, así, “una vez más, los municipios de cabecera no se podrían abastecer del pantano”.

“Nos parece imprudente, casi inhumano, seguir esquilmando el Tajo como lo esta haciendo este Gobierno, sin pudor, que tiene una despreocupación y una desvergüenza que nos parece sonrojante”, ha lamentado la consejera, quien ha sido rotunda: “El Gobierno es el único y total responsable de la muerte lenta del río Tajo”, subrayó.

A preguntas de los periodistas, De la Cruz confirmó  que “se va a estudiar” un recurso a estos tres nuevos trasvases, basado en que “las sumas de los tres meses estarían otra vez por debajo del umbral de 400 hm3” que, ha concluido, “es la línea y no 336 hm3”.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015