Bayer CropScience y Palacio de Bornos presentan el sistema de gestión sostenible de efluentes Phytobac

Bayer Phytobac es un sistema para el tratamiento de los efluentes residuales de las aplicaciones fitosanitarias, cuya finalidad es mejorar la gestión integral de las producciones agrícolas, apostar por una agricultura más sostenible y facilitar el cumplimiento de la Directiva de Uso Sostenible de Productos Fitosanitarios.

El primer sistema de Phytobac que se ha ubicado en la Comunidad Autónoma de Castilla y León se ha presentado en la finca de viñedo que la bodega Palacio de Bornos tiene en Pollos (Valladolid), dentro de la Denominación de Origen Rueda, con la asistencia de un centenar de personas, mayoritariamente técnicos y viticultores.

Para mostrar la instalación del Phytobac, Bayer y Palacio de Bornos han organizado una jornada técnica de presentación en la que han participado el Director de la Bodega, Fernando Zaratiegui; la Responsable de Viticultura de la misma, Ana Martín; y el Responsable de Agricultura sostenible de Bayer CropScience, Francisco Miró.

La Directiva de Uso Sostenible de Productos Fitosanitarios (128/2009/EC) y su transposición a la legislación española (Real Decreto 1311/2012) incluyen como parte de sus objetivos la protección del medio acuático y el agua potable, a la vez que tratan de asegurar que la actividad agrícola sea saludable para la salud humana y respetuosa con el medio ambiente.

Dicha normativa incluye medidas para prevenir la contaminación difusa y localizada que puedan causar de forma accidental, por ejemplo, los restos de producto fitosanitario en los envases o la limpieza de los equipos de aplicación de estos productos, ya que las fuentes de contaminación localizada representan la entrada más importante de residuos de productos fitosanitarios más importante en el agua.

WhatsApp Image 2016-11-10 at 11.36.40 (FILEminimizer)Bayer Phytobac es un sistema diseñado para evitar que cualquier resto de producto no deseado pueda llegar al suelo o las aguas subterráneas. Este sistema funciona como un lecho biológico que degrada las materias activas por la acción microbiológica del suelo. De esta forma, la concentración de dichas materias se reduce enormemente en un recinto cerrado hasta su degradación biológica. Es decir, a diferencia de lo que ocurre con otros sistemas, con este sistema desaparece cualquier residuo seco, ya que se disipa de forma natural en el lecho de la instalación Phytobac y, con ello, el agricultor evita tener que gestionar los restos de materias activas posteriormente, evitando así una tarea incómoda, arriesgada y costosa.

El proceso de degradación y purificación de restos se realiza en tres pasos: recogida de los efluentes en la zona de lavado de los equipos de aplicación, transporte al tanque de regulación para el almacenamiento de los efluentes, y posterior distribución al contenedor o zona de degradación donde se reparten los efluentes sobre el sustrato biológicamente activo.

El sustrato de degradación se compone de tierra, normalmente de la propia finca donde se ubica el Phytobac, y paja, con la finalidad de que los microorganismos de dicho sustrato dispongan de Carbono y Nitrógeno suficiente para su propia actividad biológica, la cual permite la degradación de los residuos. La renovación de la paja se hace cada año, o año y medio, mientras que se estima que la tierra, y por tanto el sustrato en sí mismo, debe renovarse cada diez años aproximadamente, con la finalidad de que se puedan controlar y mantener las condiciones adecuadas de aireación y humedad para la actividad de los microorganismos resulte eficaz.

La finca de Palacio de Bornos en Pollos (VA) tiene una superficie de 160 hectáreas, dedicadas mayoritariamente a la variedad Verdejo para la producción de vino de alta calidad. Para lograr una eficaz gestión de sus residuos fitosanitarios, el sistema Phytobac diseñado por Bayer para esta explotación cuenta con un contenedor de degradación de una superficie de 4 metros cuadrados (con una altura de 60 centímetros) y un depósito regulador de 3.000 litros, con una cubierta que protege el sistema de la lluvia.

Palacio de Bornos quiere mostrar la instalación descrita como una apuesta por la sostenibilidad de la viticultura, siendo la primera bodega castellanoleonesa en implantar el sistema Phytobac de Bayer. Así, Ana Martín, responsable de Viticultura de Palacio de Bornos, ha explicado que “la realidad que vivimos hoy es diferente a la que vivieron nuestras generaciones anteriores, pues ahora la preocupación por el medio ambiente es máxima y nuestra conciencia medioambiental está transformando la forma de gestionar los recursos existentes” y, por esto, “este proyecto pasa a ocupar un lugar importante en la política de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa, ya que el futuro está en el uso responsable de los recursos naturales y en mantener una actividad socialmente responsable y medioambientalmente sostenible, lo que implica que debemos usar los recursos sin alterar los mecanismos básicos de la naturaleza”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015