Bayer colabora con la Universidad de Hamburgo en el desarrollo de aplicaciones para la agricultura sostenible

Bayer ha llegado a un acuerdo con el Instituto de Geografía y el departamento de Informática de la Universidad de Hamburgo para investigar y desarrollar conjuntamente tecnología digital basada en modelos y métodos geoinformáticos para su aplicación en la agricultura sostenible.

Este proyecto, cuya duración está inicialmente prevista para cinco años, tiene como reto conseguir importantes datos geodésicos sobre los tipos de terrenos, clima, suelos y parámetros de uso para visualizar mediante software especializado las consecuencias que tienen los diferentes procesos de la agricultura.

Gracias a los modelos que se desarrollen, los agricultores de todo el mundo podrán tomar  decisiones importantes sobre sus cultivos, como la selección de semillas adecuadas o la utilización de componentes específicos de protección para la siembra. Estos modelos también aportarán sugerencias sobre medidas específicas para la producción agrícola así como modelos de calendarización.

Los datos de climatología y suelo cada vez son más importantes en la agricultura moderna para optimizar los cultivos y desplegar correctamente los recursos agrícolas disponibles. Son un elemento fundamental para minimizar el impacto en el medio ambiente y en los ecosistemas naturales del entorno.

“La Universidad de Hamburgo es un socio altamente especializado que nos ayudará a avanzar en el campo de la agricultura digital” ha comentado Tobias Menne, responsable de Agricultura Digital en Bayer.

“Los equipos del profesor Böhner y el profesor Ludwig de la Universidad de Hamburgo tienen una gran experiencia en el modelaje espacial y temporal de los procesos medioambientales. Trabajar con ellos nos ayudará a entender y modelar mejor las condiciones específicas de cada zona de cultivo en el futuro –incluyendo especificidades climáticas a escala pequeña– para que podamos ajustar las prácticas según las necesidades,” comenta Menne.

“Aparte del reto científico, nuestro objetivo principal es conseguir que los procesos agrícolas sean eficientes desde el punto de vista de los recursos, lo que conlleva la optimización de la protección de los cultivos y mejora de la protección medioambiental,” comenta el profesor Jürgen Böhner, jefe científico del Instituto de Geografía de la Universidad de Hamburgo. “Estamos convencidos de que combinando los conocimientos de ambos socios, se generarán ideas innovadoras para la agricultura del futuro” añade Böhner.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015