Ayudas al fomento de cadenas cortas de alimentación y mercados locales en Cataluña

El Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) publicó el pasado 14 de enero, la convocatoria de las ayudas de fomento de cadenas cortas y mercados locales en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Cataluña desde 2014 hasta 2020 (Orden ARP ORDEN ARP / 1/2016, de 5 de enero, por la que se aprueban las bases reguladoras de las ayudas de fomento de cadenas cortas y mercados locales en el marco del Programa de desarrollo rural de Cataluña 2014 hasta 2020 (operación 04/16/01), y se convocan las correspondientes a 2016). Las solicitudes se pueden presentar durante dos meses, entre el 15 de enero y el 14 de marzo.

El fomento, la defensa y la mejora de la calidad de los productos agroalimentarios, que comercializan los propios agricultores catalanes, han sido siempre prioridades de la Administración. Por este motivo, el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) ya creó en 2013 una normativa pionera en todo el Estado para acreditar la Venta de Proximidad.

Así, el Decreto 24/2013 de 8 de enero, regula las particularidades de los productos agroalimentarios comercializados bajo un sistema de venta de proximidad (directo o en circuito corto con un único intermediario) que pueden acreditarse al amparo del distintivo creado por DARP.

Y tres años después, el Departamento refuerza esta actuación, con la convocatoria, por primera vez, de una línea de ayudas destinada al fomento de las cadenas cortas de distribución y de los mercados locales de productos agroalimentarios

Se destina a las personas físicas y / o jurídicas agrupadas para desarrollar un programa de cooperación para el fomento de cadenas cortas y mercados locales de productos agroalimentarios. Los beneficiarios pueden ser: partenariados de interés, grupos de productores agrarios, y personas jurídicas que cooperen para fomentar las cadenas cortas y los mercados locales.

La cooperación puede ser de dos tipos: cooperación horizontal (únicamente entre agentes del sector primario) o cooperación vertical (entre agentes de diversos sectores, tales como consumidores, restauración, turismo, administración local, etcétera).

Es a través de la potenciación de los circuitos cortos de comercialización que, por un lado, se puede conseguir una mejor valoración económica y un incremento del valor añadido y del margen de beneficio del producto a vender por parte del productor o elaborador y, por otro, un conocimiento y reconocimiento del producto y del productor o elaborador (mejor trazabilidad alimentaria). En muchos casos, al ser productos de proximidad, también facilitan el conocimiento y reconocimiento del territorio.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015