Artadi reclama una denominación de origen para la Rioja alavesa

El presidente de Bodegas y Viñedos Artadi, Juan Carlos López de Lacalle,  ha comparecido hoy en la Comisión de Agricultura de las Juntas Generales de Álava, donde ha aprovechado la presencia de los grupos políticos para reclamar a las instituciones vascas que apoyen la creación de una Denominación de Origen propia pasa así “poner en valor Álava”.

Bodegas Artadi, ubicada en Laguardia (Álava), anunció a finales de diciembre que dejaba DOCa Rioja por el deseo de diferenciar sus vinos. Su salida se produjo tras la polémica suscitada por distintas bodegas de la Rioja Alavesa que reclaman desde hace meses una denominación propia, en principio dentro del paraguas de DOCa Rioja, pero sin descartar abandonar el foro.

Hoy, López de Lacalle se ha ratificado en esta decisión porque no comparte el modelo de negocio de la DOCa Rioja basado en un enfoque “industrial y de grandes volúmenes, donde prima el poder”.

Frente a ello él apuesta por impulsar las pequeñas explotaciones familiares, con caldos diferenciados y vinculados a cada zona o pueblo, al estilo de las grandes denominaciones del mundo como Burdeos y Borgoña, en las que los vinos únicamente llevan en su etiqueta el nombre de la localidad de origen, según ha explicado.

En este sentido ha advertido de que en este momento el consumidor “no distingue” las subzonas de Rioja (Rioja Alta, Rioja Baja y Rioja Alavesa) porque el Consejo Regulador quiere potenciar únicamente el nombre “Rioja”.

Ha desvelado que, de hecho, el año pasado este órgano multó con 2.500 euros a Artadi por incluir la palabra “Álava” en su etiqueta y ha recordado que ya en 1982 “quiso impedir” que apareciera la expresión “Rioja Alavesa”, aunque el Gobierno de España dio entonces la razón a las bodegas vascas.

López de Lacalle ha criticado que con el actual modelo la DOCa Rioja “controla el quehacer diario” de las explotaciones de Álava, que “no pueden transmitir sus atributos al mercado” ni tampoco “distinguir” sus caldos. Ha denunciado además que este sistema de funcionamiento ha propiciado la desaparición de 350 explotaciones vitivinícolas familiares en Álava. Ahora -ha precisado- la mayoría vende sus uvas a las grandes bodegas y solo 150 familias hacen vino.

También ha constatado que es el Gobierno riojano y no el vasco el que rige la actividad de los bodegueros alaveses, algo que no ocurre con otros sectores económicos. “Me siento solo. Estamos en tierra de nadie. La Rioja Alavesa está en el limbo y por eso creemos que es importante tender un modelo propio”, ha señalado.

Por ello, ha llamado a “ser valientes” e impulsar un denominación de origen propia para Álava de manera que se puedan “poner en valor” los caldos de este territorio y los bodegueros vascos sean “dueños de su futuro”. “Posibilidades legales hay, hace falta voluntad política”, ha considerado.

El presidente de Artadi ha evidenciado que el 90 % del vino que se bebe en Euskadi es riojano y solo el 10 % vasco, a pesar de que “el mercado está ávido de productos de kilómetro cero”, por lo que “hay que hacer algo” para satisfacer la demanda de caldos “arraigados a la tierra”.

También se ha referido a la propuesta del Grupo Rioja, la mayor asociación de bodegas de la DOCa Rioja, de incluir una diferenciación específica en el etiquetado para vinos de finca o paraje. A su juicio, se trata de un proyecto que “no es serio porque técnicamente es insostenible”, con el que se quiere “perder tiempo y que la marea se calme” tras la salida de Artadi de DOCa Rioja para que las cosas continúen como hasta ahora.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015