Amazone construye una nueva planta de pintura con el novedoso proceso KTL

El pasado mes de mayo se inauguró en la fábrica que Amazone poseé en Hude (Alemania) la nueva instalación de pintura KTL, es decir, pintura por inmersión catódica (kathodische tauchlackierung), que garantiza una protección contra la corrosión de clase alta, similar a la que se utiliza en la industria del automóvil.

Stephan Evers, miembro de la dirección general de Amazone y responsable de la dirección de la planta en Hude, dió la bienvenida a los invitados, entre los que se encontraba el comisionado del condado de Oldenburg, Carsten Harings, y el alcalde de Hude, Holger Lebedinzew, y agradeció a todos los involucrados su participación en este gran proyecto.

Evers recordó que la inversión fue aprobada por la dirección general de Amazonen-Werke para que en marzo de 2014 se firmara el contrato para las partes más importantes de la planta con la empresa Eisenmann.

A partir de ese momento, los empleados de Amazone y el equipo de proyecto del proveedor de la planta hicieron colectivamente un gran trabajo que fue decisivo en el éxito del mismo. “Ahora la maquinaria Amazone está siendo pintada utilizando esta tecnología de vanguardia que cumple con los más altos estándares ambientales y por lo tanto, al mismo tiempo, hemos creado grandes oportunidades de crecimiento para la producción en Altmoorhausen”, apuntó Evers.

En total, la nueva instalación de pintura ha costado alrededor de 20 millones de euros y es, hasta ahora, la mayor inversión individual en la historia de la compañía de Amazonen-Werke. “Esta inversión vale la pena porque ahora tenemos una de las instalaciones de pintura más modernas en la industria agrícola, de esta manera fortalecemos nuestra posición para competir y así salvaguardar los empleos de nuestros empleados”, destacó el director de Amazone, Christian Dreyer.

Construida en un área cubierta de aproximadamente 8.000 m², la instalación de pintura KTL ha sido diseñada con una capacidad para pintar hasta 750.000 m² de superficie al año. La planta se controla digitalmente y se divide en varias áreas de función. Esto incluye accionar y desactivar estaciones, un pre-tratamiento y primer revestimiento de la sala, tres hornos de curado y una pintura de inmersión y área de revestimiento en polvo. Las tres áreas están conectadas a través de un sistema de carriles de 2,3 km de largo. Gracias a este sistema, todas las piezas a pintar se transportan automáticamente a través de 140 carros de estación en estación.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015