Alimentación y prevención de enfermedades metabólicas. Aspectos preliminares

Concluir debidamente la gestación, e iniciar y mantener después la lactación, obliga al organismo de las vacas a una serie de cambios coordinados en el metabolismo para asegurar un flujo uniforme y suficiente de nutrientes. Cuando este mecanismo adaptativo es insuficiente, suelen aparecer enfermedades metabólicas en cuya prevención juega un papel fundamental la alimentación durante el período de transición.

La mayoría de los problemas de salud de las vacas lecheras aparecen bien al parto o bien en las semanas subsiguientes. Un grupo muy concreto de estos problemas guarda relación directa con cómo se las alimenta al término de la gestación. Se trata del hígado graso/cetosis, hipocalcemia, desplazamiento del abomaso y acidosis ruminal, colectivamente catalogadas como enfermedades metabólicas.

 

Su incidencia, a pesar de las medidas alimenticias preventivas puestas en práctica desde hace ya un buen tiempo, no se ha visto rebajada lo suficiente como para dejar de constituir un motivo de preocupación entre ganaderos y técnicos. Además, con bastante frecuencia evolucionan subclínicamente llegando incluso a pasar desapercibidas, afectando de tal manera a las vacas que las impide alcanzar su techo productivo, quedando abocadas a su eliminación prematura de los rebaños…

P. J. Álvarez-Nogal A
Departamento de Producción Animal Universidad de León

Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015