Algunas reflexiones sobre el manejo de las malas hierbas en las normas de producción integrada

El tiempo pasa muy deprisa y lo que antes era nuevo y voluntario ahora se está haciendo obligatorio y la producción integrada va cambiando su adjetivo y se convertirá en la producción convencional. En este trabajo se seleccionan (y comentan) las normas que se refieren a las malas hierbas y su manejo de la normativa legal autonómica, concretamente a la aparecida a partir de 2002 y actualmente en vigor en la Comunidad Autónoma de Aragón que tomamos como un caso de estudio.
C. Zaragoza, A. Cirujeda, S. Fernández- Cavada. Unidad de Sanidad Vegetal. Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria. Centro de Sanidad y Certificación Vegetal. Gobierno de Aragón.

Todas las comunidades autónomas han aprobado normas reguladoras en producción integrada (PI), es decir, medidas necesarias para el fomento de un uso racional de fitosanitarios, la utilización de técnicas que permitan mantener o incrementar la fertilidad del suelo y reducir la erosión, así como un uso racional del agua y un plan de gestión de fertilizantes y fitosanitarios que optimice su eficacia y evite la contaminación de las aguas subterráneas. A cambio, el consumidor potencial de productos de agricultura integrada debería valorarlos más, siempre que estén diferenciados a través de una marca de garantía.

Esa mejor venta, además de la concienciación de parte de los agricultores de que el cuidado del medio ambiente asegura su futuro, es el motivo por el que en el medio rural se esté experimentando un creciente interés por los sistemas de PI. Además, el tiempo pasa muy deprisa y lo que antes era nuevo y voluntario ahora se está haciendo obligatorio y la PI va cambiando su adjetivo y se convertirá en la producción convencional.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015