Agroseguro abona 48,3 millones de euros por los siniestros ocurridos en la cosecha de cereales

La cosecha 2015 de cultivos herbáceos extensivos, especialmente cereales de invierno, maíz y girasol, han sufrido la sucesión de fenómenos atmosféricos de gran intensidad y de una elevada variabilidad que han supuesto una siniestralidad estimada de más de 60 millones de euros, según la patronal Agroseguro.

Antes que finalice el periodo estival, más de 48 millones de euros ya han sido abonados a los productores de cereales de invierno asegurados. El resto de indemnizaciones que corresponden en gran media a girasol y maíz, se efectuará según concluya el ciclo de los cultivos y se realice su recolección.

El año 2015 comenzó con lluvias muy copiosas, especialmente en la franja norte peninsular, que fueron el origen de las inundaciones registradas en el Ebro y otros ríos de Aragón, Navarra y País Vasco. Sin embargo, en amplias zonas del centro y sur de la Península las precipitaciones han sido más bien reducidas.

La primavera, especialmente el mes de mayo, se caracterizó por sus escasas precipitaciones y muy elevadas temperaturas que dieron lugar a situaciones de sequía con mermas en la cosecha principalmente de las zonas productoras de Aragón, Castilla y León, y Castilla-La Mancha con más de 540.900 hectáreas aseguradas afectadas por este riesgo. Además, hay que añadir las reiteradas tormentas de pedrisco que han causado daños en cerca de 183.025 hectáreas aseguradas de estos cultivos.

Por comunidad autónoma, Castilla-La Mancha y Castilla y León han sido las más afectadas por la adversa climatología con 14,51 y 13,44 millones de euros de siniestralidad ya pagada a los productores.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015