Cómo afecta el estrés hídrico en el cultivo del olivo a la formación de aceite

En el presente artículo vamos a comentar los resultados de un ensayo de riego iniciado en una localidad próxima a Córdoba en mayo de 2016, y analizar la influencia que tiene el riego tanto en la formación como en la producción final de aceite, con el fin de relacionar el estrés hídrico con un menor rendimiento graso de los frutos.
Javier Hidalgo, Ana Leyva, Daniel Pérez, Juan Carlos Hidalgo, Victorino Vega. IFAPA Centro Alameda del Obispo (Córdoba).

Los factores climáticos, y en especial el estrés hídrico, afectan directamente a la formación del aceite. En ensayos de riego deficitario desarrollados por nuestro equipo de trabajo del Ifapa Alameda del Obispo en colaboración con el Instituto de Agricultura Sostenible (CSIC), se observó cómo el rendimiento graso se reduce notablemente cuando los olivos están sometidos a un estrés hídrico severo y prolongado en el tiempo.

Durante el año 2016 el rendimiento graso ha sido por lo general inferior a la media de años anteriores en la mayoría de olivares de la península. La cuantía de las lluvias y su reparto a lo largo del año tienen una gran repercusión sobre los procesos que ocurren a lo largo del ciclo del olivo, tales como la lipogénesis o formación de aceite. El riego es una práctica de cultivo que permite evitar el estrés hídrico y favorece que esos procesos se puedan realizar con éxito.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015