Acuerdo político Consejo-PE sobre la revisión de la PAC satisfactorio para España

La eurodiputada del PP Esther Herranz calificó de “muy satisfactorio” el acuerdo político alcanzado el jueves 12 de octubre entre el Consejo de Ministros de la Unión Europea y el Parlamento Europeo sobre la revisión intermedia de la Política Agrícola Común (PAC), en espera de la próxima reforma prevista para después del 2020.

“El acuerdo agrícola recoge gran parte de las reivindicaciones españolas, como el aumento de las ayudas a los jóvenes agricultores y el fin de las penalizaciones a los ganaderos de las zonas de dehesas, al igual que facilita la aplicación de las exigencias ecológicas introducidas tras la última reforma agraria”, destacó Herranz.

La negociación se ha inscrito en el marco de los debates sobre el denominado reglamento “Omnibus”, cuya finalidad es la revisión de todo el marco financiero plurianual para el periodo 2014-2020.

Una de las grandes batallas de esta negociación para nuestro país, según Herranz, ha sido mejorar la definición de pastos permanentes, ya que no cubría a los pastos mediterráneos, como las dehesas, con abundancia de especies leñosas, lo que se tradujo en penalizaciones injustificadas a los ganaderos españoles.

 Tras discusiones muy intensas, en la última ronda negociadora interinstitucional, este punto quedó definitivamente zanjado, teniéndose en cuenta la realidad de los pastos mediterráneos, que se diferencian claramente de las tierras con predominancia de plantas herbáceas

“El cálculo de las ayudas a los pastos mediterráneos, a los que se les tiene que reconocer su gran valor medioambiental, se encontraba distorsionado por la definición en vigor,  más ajustada a los pastos de las regiones del Norte de Europea”, explicó la eurodiputada,

Herranz destacó, por otra parte, que se ha logrado aumentar sustancialmente las ayudas directas para los jóvenes agricultores, con el objetivo de apoyar el relevo generacional en el sector agrícola.

Las subvenciones adicionales a los jóvenes podrán ser hasta un máximo del 50% , superiores a la ayuda básica, frente al 25% actual, y desaparecerán los límites mínimo y máximo de hectáreas por explotación.

Por otra parte, Herranz añadió que se ha logrado mejorar la capacidad de actuación de las organizaciones de productores (OPs) al extender a todos los sectores agrícolas la posibilidad de gestionar conjuntamente su producción y proceder a negociaciones colectivas con los otros operadores de la cadena alimentaria, posibilidad hasta ahora reservada solo a los sectores de la leche, el aceite de oliva, el vacuno y los cereales.

A petición del Parlamento Europeo se ha logrado, igualmente, flexibilizar las exigencias medioambientales introducidas en la última reforma de la PAC para acceder a los pagos directos, con el fin de facilitar su aplicación por parte de los agricultores, haciendo especial hincapié en la mejora de las condiciones para promover los cultivos proteicos fijadores de nitrógeno. 

A raíz igualmente de las demandas del Parlamento, la Comisión Europea presentó una declaración aneja al acuerdo, en la que se compromete a presentar antes de junio del 2018 una propuesta para la mejora de las relaciones entre los distintos eslabones de la cadena alimentaria.

Este era un asunto crucial para la Eurocámara, que defiende la puesta en marcha de un marco legislativo para regular las prácticas abusivas ejercidas en detrimento sobre todo de los agricultores y ganaderos.

Otro elemento positivo acordado fue acordar e impulsar las ayudas destinadas a financiar créditos y garantías bancarias para los agricultores, lo que permitirá lograr un efecto multiplicador de los fondos públicos. Esos instrumentos cubrirán las ayudas para la primera instalación de los jóvenes agricultores, entre otras medidas.

 Mejoras en el sector del vino

Respecto al sector del vino, Herranz también destacó que el reglamento “Ómnibus” introduce “importantes mejoras en relación con la gestión de las autorizaciones de plantación”, como solicitaba España.

Esas mejoras consisten en un reparto más equitativo entre los viticultores solicitantes de autorizaciones de nuevas plantaciones;  un trato prioritario a los jóvenes de empresas instaladas en las regiones productivas, y la eliminación del derecho a acceder a esas autorizaciones para los viticultores que dispongan de viñedos ilegales.

Buena acogida del sector

El COPA-Cogeca, el grupo que defiende los intereses de los agricultores y cooperativas en la Unión Europea, acogió de forma favorable el acuerdo alcanzado durante los trílogos entre los eurodiputados y el Consejo de la UE sobre las normas de simplificación de la Política Agrícola Común (PAC) para potenciar el poder de negociación de este colectivo y mejorar los planes de seguros con los que compensar las pérdidas de las cosechas.

El secretario general del Copa-Cogeca, Pekka Pesonen, manifestó su “agradecimiento al Parlamento Europeo, en especial a los eurodiputados Paolo de Castro y Michel Dantin, por su trabajo en lograr este resultado positivo. También se congratuló del positivo trabajo realizado por la Presidencia estonia del Consejo de la UE en la consecución del citado acuerdo político.”

“En particular, añadió Pesonen, es una buena noticia la mejora del aseguramiento para compensar a los agricultores por sus pérdidas.”. Los cambios propuestos a la herramienta de estabilización de ingresos (IST), en el Reglamento “Omnibus” de la UE, permitirán activar las indemnizaciones cuando las pérdidas de ingresos alcancen el 20%, en lugar del 30%, como hasta ahora, lo que supone una mejor situación para los agricultores con daños en sus cosechas o en su cría de ganado.

El COPA-Cogeca se congratula también por el hecho de que la compensación se incremente al 70%, en vez del 65% hasta ahora, para aquellos con pérdidas superiores al 20% de su producción o de sus ingresos anuales.

Además, esta organización considera como buena noticia que el acuerdo otorgue a los Estados miembros la flexibilidad necesaria para reducir la burocracia administrativa, especialmente cuando se trata de aplicar la definición de agricultor activo.

Los cambios en la aplicación de las Superficies de Interés Ecológico (SIE) debería también, según el COPA-Cogeca hacer la vida más fácil para los agricultores. Al igual, se acoge con beneplácito la ampliación de las disposiciones relativas al “Paquete Lácteo” más allá de 2020.

Por último, el COPA-Cogeca ve positivo que todas las Organizaciones de Productores (OPs) reconocidas puedan planificar la producción y negociar sus contratos de entrega en nombre de sus miembros y, al mismo tiempo, estar en consonancia con las normas de competencia de la UE.

Esto debería ayudar a fortalecer el posicionamiento de los agricultores en la cadena alimentaria, según esta organización. Hasta ahora, las negociaciones colectivas sólo se han autorizado para los productores de leche, aceite de oliva, carne de vacuno, cereales y cultivos herbáceos, y ahora se hacen extensivas al resto de los productores agrarios.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015