Decenas de miles de hectáreas de cultivos afectadas por las tormentas en Castilla y Léon y Extremadura

Hortalizas y frutales fueron los cultivos más dañados por las tormentas de lluvia torrencial y granizo que se registraron el 7 de julio en buena parte de la región extremeña. Los municipios más afectados fueron Don Benito, Villanueva de La Serena y Miajadas. Unas 20.000 ha, según la Alianza UPA-COAG, de varias provincias de Castilla y León también se vieron afectadas a lo largo de esta última semana.

Además, se produjeron daños en otros puntos de esta Comunidad Autónoma, como en comarcas del norte de la provincia de Cáceres en Las Villuercas y La Vera.

 En concreto, la organización agraria APAG-ASAJA estima que entre 8.000 y 10.000 hectáreas de frutales, tomates y pimientos principalmente, así como maíz, en su menor medida,  se han visto dañadas, lo que supone un lastre para estas explotaciones agrícolas.

El sindicato UPA-UCE reclamó la declaración de “zona catastrófica” para las explotaciones afectadas por la tormenta, ya que para muchos cultivos de la comarca de Vegas Altas ha terminado la campaña, con fincas que tienen siniestros del 100% y agricultores que lo han perdido todo, según su secretario general, Ignacio Huertas, quien añadió que “son cultivos de regadío en los que los agricultores ya habían cometido todas las inversiones y estaban a la espera de recoger sus frutos”.

UPA-UCE solicitó celeridad en las peritaciones y que se monte un dispositivo especial en la zona por parte e Agroseguro, dada la magnitud de este problema. Huerta dejó claro que, “aunque los agricultores tengan seguro, si han tenido un siniestro del 100%, no van a recuperar ese 100%, por lo que es necesario que se pongan en marcha medidas adicionales para los agricultores afectados”.

Análisis de la situación

Por su parte, La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, mantuvo un encuentro con los representantes municipales y agrarios de las Vegas Altas del Guadiana para realizar un análisis de la tormenta de granizo que azotaron la zona y que han dejado importantes secuelas en varios cultivos de las poblaciones de la comarca.

Begoña García transmitió la solidaridad de la Junta de Extremadura a todos los agricultores y ganaderos que han sufrido daños por estas tormentas y se puso a plena disposición de los Ayuntamientos y de los agricultores y ganaderos para ayudarles en todo aquello que sea posible.

García informó que varios técnicos de la Consejería visitaron los cultivos más afectados para hace una primera valoración de los daños junto a los efectivos de Agroseguro y recordó la vital importancia de contratar un seguro para las explotaciones agrícolas que ampare a los agricultores ante condiciones meteorológicas adversas como las vividas estos últimos días.

Explicó también que se han destinado 7,5 M€  a subvencionar seguros agrarios en la región y dijo que “en estos temas hay que ser muy serios y hay que trabajar con mucho rigor, por lo que el campo extremeño, y sobre todo sus agricultores y sus ganaderos, merecen ese respeto”.

Por su parte APAG Extremadura ASAJA considera de especial importancia que las Administraciones implicadas evalúen los daños y pide que la Consejería de Medio Ambiente, Rural, Políticas Agrarias y Territorio tenga establecidas líneas de actuación para paliar los perjuicios que pudieran ocasionar las inclemencias meteorológicas en el futuro

Esta organización mostró su preocupación por los daños registrados en Villanueva de la Serena, debido a las inundaciones, que han afectado seriamente a muchas explotaciones de regadío.

Castilla y León

La Alianza UPA-COAG estimó que más de 20.000 ha de cultivos podrían estar afectados por las tormentas de granizo que han descargado a lo largo de la semana en Castilla y León.

La virulencia e intensidad de estas tormentas de verano han  dado al traste con miles de hectáreas de cebada, trigo, centeno y avena que estaban a punto de ser cosechadas. Además otros cultivos como remolacha, girasol, patata, maíz, hortícolas y alubias han sufrido las peores consecuencias por la piedra que ha caído y que ha dejado literalmente `machacadas´  muchas parcelas en todas las provincias de esta comunidad autónoma.  

Los daños en cereales han sido muy intensos en numerosos términos municipales, tal y como confirmaron Agroseguro, lo que pone en evidencia aún más a todos aquellos que días atrás aseguraban irresponsablemente que estábamos ante una cosecha histórica y ante unos datos económicos muy positivos en la región por la grandísima campaña cerealista.

La Alianza UPA-COAG recuerda que han sido varios días seguidos los que han descargado granizo acumulando un enorme espesor en las parcelas y con un tamaño de la piedra que, en algunos casos, era muy similar al de las nueces como consecuencia de las tremendas tormentas localizadas en algunas zonas. En otros casos el arrastre de tierras por exceso de agua también ha provocado importantísimos daños.

La Alianza UPA-COAG pide a Agroseguro que agilice todo el proceso para la tasación de las explotaciones afectadas una vez que los asegurados han registrado daños enviando sus partes de siniestro.

Es fundamental que Agroseguro no se demore en agilizar la peritación de daños, así como en indemnizar de forma inmediata los cuantiosos daños correspondientes por siniestro.  Para nuestra organización es prioritario actuar con suma diligencia en unos momentos en los que los profesionales están asumiendo unos costes de producción elevadísimos.

Además nuestra organización reclama a las administraciones que declaren zona catastrófica a los términos municipales más afectados, y de este modo pongan en marcha medidas  como pueden ser la condonación de la contribución rústica, condonación de las cuotas de la Seguridad Social o la subvención directa de tratamientos cicatrizantes y abonos foliares para los cultivos de huerta.

Foto: Alianza UPA-COAG

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015