Hogan reconoce “pocos avances” en las negociaciones sobre el TTIP

El comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, reconoció  los escasos avances producidos en las negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos sobre el tratado de libre comercio e inversiones con Estados Unidos (TTIP), en particular en ciertos ámbitos vinculados al sector agrícola.

Hogan debatió con los eurodiputados de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara asuntos como los acuerdos comerciales en negociación, la situación del sector lácteo y del de las frutas y hortalizas y la futura revisión de la Política Agrícola Común (PAC).

Sobre el TTIP reconoció que hay “pocos avances” y subrayó que la UE debe “seguir siendo ambiciosa” y que es importante “conseguir un buen acuerdo”, especialmente en el contexto de crisis en el sector agrícola.
Entre los temas más complicados de resolver mencionó los aspectos fitosanitarios y la protección de las indicaciones geográficas.

Sobre el segundo punto, indicó que en el Tratado de libre comercio entre la UE y Canadá se logró llegar a un acuerdo equilibrado, que podría servir de base para futuros pactos.

El comisario se refirió asimismo a la importancia de “mantener el nivel de ambición” en las negociaciones del acuerdo entre la UE y Mercosur, y añadió que confía en que el próximo julio continúen las conversaciones en ese contexto.

El pasado abril cerca de una veintena de ministros de Agricultura advirtió del riesgo de incluir en los intercambios de ofertas en el marco de ese acuerdo a los productos “sensibles”, como la carne o los lácteos. Hogan aseguró, en ese contexto, que defenderá los intereses de los productores europeos y confió en poder cerrar ese acuerdo a mediados del próximo año.

El comisario lamentó, por otro lado, la falta de avances en los contactos entre la UE y Rusia para desbloquear el veto que ese país aplica desde hace cerca dos años a ciertos productos agroalimentarios, como las frutas y verduras, y dejó claro que no es por falta de compromiso del lado europeo.

En cuanto a las posibles ayudas a los productores de frutas y hortalizas, reiteró que la CE tiene intención de destinar nuevos recursos financieros adicionales pero no ofreció detalles.

Hogan habló asimismo de la revisión a medio plazo de la PAC y se mostró convencido de que deberá incluir instrumentos de evaluación del riesgo, para ayudar a los agricultores y para dar una respuesta más rápida a los problemas en los diferentes sectores.

Por otra parte, criticó que, en el contexto de crisis en el sector, ocho países (Francia, Grecia, Chipre, Holanda, Austria, Polonia, Rumanía y Finlandia) no hayan repartido todavía entre sus agricultores las ayudas aprobadas a finales de 2015 por la CE en favor de los agricultores y que otros tengan todavía “dinero pendiente por gastar”.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015