AVA-ASAJA denuncia que las fechas del seguro del caqui impiden su contratación a cientos de agrIcultores

El periodo establecido actualmente por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa) para la contratación del seguro del caqui –del 1 de septiembre al 10 de febrero– ni responde a la realidad vegetativa del referido cultivo ni ofrece, por tanto, la adecuada respuesta a las necesidades que tienen planteadas los productores, según denuncia la organización agraria AVA-ASAJA.

La consecuencia de la actual situación es que cientos de cultivadores valencianos de caqui se quedan sin la cobertura del seguro ante posibles adversidades climáticas, ya que son muy numerosos los agricultores que renuncian a contratar la correspondiente póliza porque la época implantada para hacerlo dista mucho de ser la más idónea debido a diversas circunstancias.

Ante esta tesitura, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha exigido a Enesa -que se encarga del diseño y organización del sistema de seguros agrarios- que amplíe las fechas previstas actualmente para la contratación de las pólizas del caqui con el objeto de adecuarlas a la realidad del cultivo y de los propios agricultores.

Las principales causas del efecto desincentivador que tiene la actual concepción del periodo fijado para contratar el seguro del caqui se concretan en factores tan determinantes como que buena parte de los cultivadores no han cobrado aún la cosecha de la campaña anterior, por lo que no se encuentran en una buena disposición económica para efectuar el desembolso que implica la suscripción de la póliza, o como el hecho de que en estos momentos los agricultores están inmersos en la tareas de poda y durante esa fase del cultivo resulta sumamente complicado efectuar una estimación de la producción de la futura temporada y, por ende, de los kilos a contratar en el seguro.

Además, son muchos los productores de caqui que poseen también plantaciones de frutales o de otros productos agrarios y al solaparse los períodos de contratación de unos cultivos con otros no pueden afrontar al mismo tiempo todos los gastos que conlleva la suscripción de las pólizas, según AVA-ASAJA.

Por otra parte, AVA-ASAJA también solicita a Enesa que revise los criterios de apoyo en materia de seguros de caqui que presta a las llamadas entidades asociativas, que gozan de un tratamiento diferenciado con subvenciones más elevadas para sus miembros, lo cual resulta claramente discriminatorio para el resto de agricultores a título individual que no forman parte de las mismas.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015