El Magrama decidirá sobre autorizar 5.752 ha de nuevas plantaciones de viñedo antes de final de mes

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente comunicó a los responsables del sector vitivinícola una propuesta de resolución sobre el porcentaje de superficie de viñedo que podrá autorizarse para nuevas plantaciones en 2016.  Este porcentaje es del 0,6% de la superficie plantada a 31 de julio de 2015 (958.697 ha, según el Inventario de Potencial Vitícola), lo que supondría 5.752 hectáreas.

Esta superficie es inferior al tope del 1% que permite cada campaña la reglamentación de la Unión Europea y que permitiría a nuestro país poder plantar hasta 9.587 hectáreas. Tanto Francia, como Italia, nuestros competidores principales en la UE y a nivel mundial sí que han aprobado llegar a ese máximo de nuevas plantaciones, lo que supondrá que podrán plantar 8.057 y 6.400 hectáreas respectivamente.

En su propuesta, el Magrama ha optado por un criterio de equilibrio y de prudencia, dado que aún existen 68.051 has de derechos de viñedo en cartera, que deberán, primero, convertirse en autorizaciones de plantación y luego ejecutarse. Algo que podrán hacer hasta el año 2023, aunque ya el próximo 31 de julio caduca el plazo para que un 22% de ese cifra se ejecute.

Por otra parte, según el Magrama, no se quiere que España pierda potencial vitícola y que siga siendo, como hasta ahora,  el primer viñedo del mundo, pero también se aconseja prudencia en las concesiones, dado que no se puede caer en una situación de sobreoferta que hunda los precios de la uva y del vino en origen, como sucedió ya en el año 2013, cuando la producción se fue por encima de los 53,5 Mhl y hundió las cotizaciones.

El Magrama señaló a los representantes del sector vitivinícola que es difícil saer de antemano el número de derechos de plantación ahora en cartera que serán ejecutados con nuevas plantaciones en 2016 o en campañas posteriores. Como tampoco es posible conocer a priori el impacto de estos derechos en la superficie plantada, puesto que existen también arranques de cepas ligados a procesos de reestructuración y reconversión de viñedo, así como simples abandonos de parcelas por reconversión de cultivos.

Este departamento dio 10 días de plazo para que las organizaciones representativas del sector vitivinícola realicen sus alegaciones a la propuesta de resolución. El plazo concluye este sábado 23 de enero, pero el Magrama ya ha avisado que no aceptará alegaciones que no vengan muy justificadas.

Porcentaje elevado

Desde el sector, las organizaciones agrarias consideran incluso que ese porcentaje es bastante elevado y que debería ser mucho más bajo, dado que los precios de la uva y del vino en origen son inferiores a los costes de producción y son muy inferiores a los de nuestros homólogos europeos, sobre todo franceses e italianos, a los que abastecemos con vinos y mostos a granel para que cubran su propia demanda interna y exterior.  UPA considera que ese porcentaje para nuevas plantaciones no debería sobrepasar el 0,001%, por poner una cifra superior al 0%, como obliga la Comisión Europea, mientras que Cooperativas Agro-alimentarias sería partidaria de no ir más allá del 0,25%.

Por parte de la industria y el comercio, la Federación Española del Vino (FEV) se ha preferido no posicionarse sobre dicho porcentaje y, por tanto, no alegar en este primer año de aplicación del nuevo régimen de autorizaciones, aunque mostró su desacuerdo con los fundamentos o criterios de cálculo realizados por el Magrama para no optar a permitir hasta el máximo del 1%, como sí han hecho Francia e Italia.

Esta Federación considera que nuestro país tiene capacidad para poder absorber las casi 10.000 hectáreas anuales de nuevas plantaciones, aun reconociendo que con las más de 68.000 ha de derechos aún por ejecutar existe un colchón de seguridad para mantener nuestro potencial vitícola.

Límites en las DO

Por último, el Magrama recibió ocho alegaciones de idénticos Consejos Reguladores de Denominaciones de Origen antes del 1 de noviembre pasado para limitar las nuevas plantaciones.: las de Cava, Bizkaiko Txacolina, Navarra, Priorat, Ribera del Duero,  Utiel-Requena y Valencia.  No obstante, tres de éstas (Priorat, Utiel-Requena y Valencia) desistieron de seguir con sus peticiones  en el periodo de subsanación de sus recomendaciones, y Cava está pendiente de un estudio más detallado para solventar la problemática que se plantea al superponerse con otras Denominaciones de Origen. Así que, en principio, aceptó las recomendacines de limitar las nuevas plantaciones de las Denominaciones de Navarra (56 has); Txacoli de Bizcaia (3,92 has), Ribera del Duero (314 has) y Rioja (387 has), en este último caso propuestas por su Consejo Regulador y por la Organización Interprofesional de Vino de Rioa (OIVR)

El Magrama publicará su resoluciòn definitiva sobre las autorizaciones de nueva plantación de viñedo en el BOE el próximo 30 de enero, antes de comunicárselo a la Comisión Europea un día después, cumpliendo con el plazo previsto de antes del 1 de febrero de cada año, que establece la normativa comunitaria, y una vez atendidas, estimando o desestimando, las alegaciones a su propuesta inicial.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015