Unión de Uniones califica el 2015 como un año agrario decepcionante

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos considera que en 2015 la climatología, el pobre resultado real de las iniciativas legislativas puestas en marcha y la gestión del Ministerio de Agricultura han marcado un año decepcionante para los agricultores y los ganaderos y espera que el 2016, al margen de quien gobierne, traiga cambios tendentes a promover la equidad en el sector, a equiparar las condiciones de vida del medio rural con el resto de la población y a llevar la democracia, también, al campo.

PAC: compleja y alejada del profesional
El año 2015 ha traído consigo la aplicación de una nueva PAC, más compleja que la anterior y con menores ayudas, pese a lo prometido en un principio. La nueva PAC no ha corregido los desequilibrios históricos en la distribución de ayudas y ni ha hecho verdaderos avances en la focalización de las mismas en los agricultores y ganaderos que ejercen de manera activa y profesional la gestión de sus explotaciones, situación que Unión de Uniones puso de relieve ante la Comisión.

Además, los retrasos y las deficiencias, tanto en la tramitación de las solicitudes como en la realización de los anticipos, ha generado una gran incertidumbre en los productores.

Cadena Alimentaria: sin mejora real de la posición del productor
Por otro lado, en 2015 se ha impulsado la puesta en marcha de la Ley de la Cadena Alimentaria con el objetivo de reducir el desequilibrio en las relaciones comerciales y una mejora de la posición negociadora de la posición más débil, la de productor. La Unión de Uniones reconoce que se han realizado avances, fundamentalmente en determinados sectores, como el vitivinícola y en relación a las actuaciones de la AICA.

Sin embargo, para la Organización, el efecto real de la implantación de los contratos y del resto de medidas contempladas en la Ley ha sido muy limitado o inexistente sobre la situación de precios al productor, como se ha visto con la crisis del sector lácteo y a través de las movilizaciones de los ganaderos.

Demasiados productores todavía se encuentran lejos de cubrir los costes de producción. En algunos casos, como frutas y hortalizas o el sector porcino, han seguido sufriendo las consecuencias del veto ruso que aún se arrastran desde el pasado ejercicio. En su conjunto, la potencialidad exportadora agroalimentaria de España manifestada en 2015 se está sustentando sobre la depresión de precios y rentas del sector productor, un escenario que es insostenible en el tiempo.

Renta: mejor en 2015, peor en la perspectiva temporal
Los informes del Ministerio de Agricultura que en su primera aproximación para 2015 estiman un aumento de renta para el conjunto del sector agrario en términos corrientes del 1,7 % sobre 2014, reflejan también que en los últimos años se ha deteriorado el dato hasta volver a los niveles de hace 15 años, presentando un valor más bajo que al inicio de la legislatura.

La posible rebaja de módulos en algunos sectores, como conejos y porcino en integración que se han visto en situación crítica en 2015, ha sido planteada por la Unión de Uniones al Ministerio y reconocida su necesidad por éste, lo que podría contribuir a aliviar su situación si en 2016 se implantan efectivamente las mejoras fiscales comprometidas por el Gobierno tal y como la organización espera.

Medio Rural: se pierden valiosos fondos de Europa
En relación a la situación del medio rural y su infradotación histórica en infraestructuras y servicios públicos esenciales respecto de las urbes, la Unión de Uniones considera injustificable que puedan llegarse a perder, según la Comisión Europea ha avisado a las autoridades españolas, aproximadamente 500 millones de euros de fondos europeos para el Desarrollo Rural. Dicha pérdida que se materializaría este año, se produciría por no haber respondido de manera reiterada y acumulada a lo largo de pasados ejercicios el Ministerio de Agricultura y las Comunidades Autónomas a su participación financiera para ejecutar en su totalidad los Planes 2007/2013.

Elecciones: el Ministerio torpedea su propia Ley
Por último, la Unión de Uniones subraya que 2015 finaliza habiendo incumplido el Ministerio de Agricultura el compromiso asumido con los agricultores y ganaderos españoles de convocar elecciones sustrayéndoles el derecho, reconocido por una Ley que primero aprobó y luego se encargó de torpedear, de elegir a sus representantes en el marco de interlocución institucional.

La Unión de Uniones no va a dejar de trabajar en 2016 para que la representación en las mesas de negociación con el Gobierno no responda a un cómodo reparto de sillones, sino que responda fielmente a voluntad de los agricultores y ganaderos manifestada en elecciones.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015