Denuncia por venta de cítricos a pérdidas y como táctica promocional en varios supermercados del país

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ de Llauradors solicitan a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) y a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Generalitat que abra una investigación a nueve supermercados por vender presuntamente cítricos a pérdidas y que se tomen las medidas oportunas al efecto. También ASAJA-Córdoba denuncia la banalización de la venta de naranjas por la gran distribución (Carrefour), que regala una malla de 4 kg por un ticket de compra de al menos 40 euros. 

Las OPAs valencianas han realizado un estudio pormenorizado supermercado a supermercado y han detectado que nueve de ellos han podido incurrir en una posible venta a pérdidas, práctica prohibida por ley. Se da la circunstancia, además, que algunas de estas cadenas de distribución no firmaron el Acuerdo de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria (CBPM), impulsado recientemente desde el Ministerio de Agricultura para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

Tras los resultados de esas visitas LA UNIÓ y AVA remitieron este viernes 4 de diciembre un escrito a la AICA y a la Generalitat para que investiguen estas supuestas prácticas que aplican los supermercados más implantados en la Comunitat Valenciana. También solicitaron una reunión con el Director General de Comercio y Consumo de la Generalitat, Natxo Costa.

El Ministerio de Agricultura, a través del Estudio de la Cadena de Valor y Formación de Precios del Sector Cítrico (ver documento adjunto), establece que el umbral de rentabilidad para la naranja se debe situar en un precio final para el consumidor (IVA incluido) de 1,08 euros/kg y para la mandarina en 1,19 euros/kg.

Todas las cantidades que se sitúen por debajo de ese PVP son pérdidas por tanto para el agricultor. La mayor parte de los supermercados, por no decir todos, incumplen el umbral de rentabilidad que marca el Ministerio de Agricultura en el caso de los cítricos.

La horquilla de precios actual de venta al público que hay en esos supermercados por debajo de ese umbral va en naranja desde los 0,59 euros/kg a los 0,99 euros/kg, mientras que en mandarina se encuentra desde 0,89 euros/kg a 0,99 euros/kg.

Las consecuencias de estas actuaciones de los supermercados no se han hecho esperar y existe ya una significativa ralentización de las compras de cítricos en el campo y una gran preocupación entre los agricultores porque se traslade también posteriormente a un descenso en las cotizaciones en origen.

LA UNIÓ y AVA señalan que no hay justificación alguna para que los supermercados actúen de este modo. Se trata por tanto de una estrategia comercial que atenta en estos momentos contra la coyuntura del mercado citrícola y amenaza seriamente con arruinar un ejercicio que reunía hasta la fecha todos los rasgos objetivos como para poder resolverse en términos razonables para todos los agentes que intervienen en el proceso.

Las organizaciones agrarias recuerdan que la cosecha de cítricos en la Comunitat Valenciana ha experimentado una reducción del 22% y que hasta el momento la campaña se ha venido desarrollando a un ritmo sostenido y en medio de un ambiente favorable de compras en el campo.

Ese clima, que rompe la tendencia sumamente negativa que han tenido que afrontar los productores durante los últimos años, podría verse truncado sin embargo como consecuencia de estas prácticas comerciales a cargo de la gran distribución que no se corresponden en absoluto con la realidad actual del mercado y cuya finalidad no es otra que la de distorsionarlo para obtener así el máximo beneficio en su propio provecho y a costa de los eslabones más débiles de la cadena de valor.

Regalo de naranjas por compra mínima

Por su parte, Asaja Córdoba dirigió también  un escrito de denuncia a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA),  a los efectos de trasladarle que se ha tenido conocimiento de un hecho, que la Organización Agraria entiende que podría estar incumpliendo preceptos de la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

El hecho en concreto se refiere al regalo de naranjas por una compra superior a 40 euros en un supermercado de la cadena CARREFOUR, sito en la calle Moreras,2 del Polígono Carralero II de Majadahonda (Madrid), desconociendo Asaja si esta práctica se está produciendo en otros supermercados de la cadena alimentaria.

Para ello Asaja ha aportado un ticket obtenido en dicho centro en el que se puede leer que se está regalando una malla de 4 kilos de naranjas por compras superiores a 40 euros.

Asaja Córdoba considera que estos hechos suponen una presunta vulneración de la normativa jurídica en la materia, debido a que la Ley 12/2013 tiene como finalidad mejorar el funcionamiento y la vertebración de la cadena alimentaria de manera que aumente la eficacia y competitividad del sector agroalimentario español y se reduzca el desequilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena de valor, en el marco de una competencia justa que redunde en beneficio no sólo del sector, sino también de los consumidores.

Para Asaja Córdoba resulta evidente que regalando un producto, como son las naranjas, con un coste de producción de aproximadamente 0.20 euros/kg, según un estudio de la cadena de valor y formación de precios, se vulnera el objeto de dicha ley.

Según dicha ley y más concretamente sus artículos 8, 9, y 11, existe la obligación, no sólo de formalizar lo contratos por escrito, sino la de mantener los mismos durante dos años a los efectos de que puedan ser requeridos en ese período de tiempo. Se puede deducir que ningún productor firmaría contrato a un precio para que se regalara la producción por lo que se deduce que se vulnera igualmente estos artículos.

Por todo ello, Asaja Córdoba solicita a la Agencia de Información y Control Alimentario que de acuerdo con las funciones de dicho organismo, inicie la AICA el procedimiento que corresponda por las presuntas irregularidades que se han puesto en su conocimiento, y si entiende que son constitutivas de incumplimientos de la Ley 12/2013, tras la correspondiente instrucción, proponga a la autoridad competente la resolución que proceda o, en su caso, se formule denuncia ante la Comisión Nacional de la Competencia.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015